martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Se habla de... » Iván Fandiño escribe su página
Iván Fandiño escribe su página

Iván Fandiño escribe su página

Iván Fandiño apostó con su encerrona en Las Ventas con seis toros de ganaderías duras y no ganó, pero… ¿perdió?. El gesto de Fandiño quedará siempre en los libros; qué sí, que no corto ni una oreja, ni vuelta al ruedo, ni saludos, que no mató a ninguno de los seis, que en el cuarto se le noto el bajón, que le pitaron…vale, eso fue así, pero ¿nos quedamos con eso? ¿el triunfo se mide por “orejas”? ¿se cumplieron los objetivos del torero?¿y de la empresa?¿y de la afición?

El marketing taurino funciono

Jamás he visto los alrededores de la plaza de toros de Las Ventas con tanta gente como ayer. Los bares llenos, las tiendas de chinos haciendo su agosto, las calles repletas de aficionados de todo tipo. Digo bien, pues en Las Ventas había aficionados de todo tipo: de los que no suelen venir a los toros, de los que vienen con las entradas regaladas, de los seguidores de Fandiño, de los que vienen a ver toros de encastes minoritarios, los abonados, los turistas, de los del clavel, los puristas…

Jamás había conocido la reventa de entradas para ver el apartado de los toros, llegando a vender la entrada de 1 euro hasta por 10 euros. El caos en la cola del apartado, apreturas y mal humor en el ambiente.

El caso es que la puesta en escena funcionó a la perfección y Fandiño, los toros o lo que sea consiguió traer a Las Ventas a todos estos aficionados. Lo que ha funcionado es el marketing  en la encerrona de Iván Fandiño, dentro de la plaza de Las Ventas no cabía un alfiler, ¿cuándo se ha llenado Las Ventas un domingo de ramos?

Los toros marcaron el rumbo

picadorYa lo dijimos que era algo que podía suceder, pues aunque los ganaderos dijeron que no se trataba de una corrida concurso de ganaderías, era inevitable comparar un toro con otro.

La tarde empezó con el público orgulloso de ser aficionado, al ver la plaza llena, un solo torero ante seis TOROS, y más cuando la policía se lleva a unos antitaurinos que pretendían reventar el inicio de temporada taurina 2015 en Las Ventas.

El público se calentó con la ovación que se le pego al el precioso animal de Partido de Resina, un toro de fachada, pues sin picar… se agotó. Al segundo toro de la ganadería de Adolfo Martín lo recibió con verónicas que despertaron a gran parte del público. Tampoco se le pico al noble toro de Albaserrada que humillaba, acudía a la muleta sin ganas y sin codicia alguna. El tercero, un toro apretado de Cebada Gago fue el que empezó a destapar a Fandiño.

Pero el que marcó un punto de inflexión en la corrida fue el toro Curioso de la ganadería de José Escolar. Ya lo dijimos cuando analizamos el antes de la encerrona de Fandiño, cuando hablamos que parte del público quería ver la suerte de varas. Así fue cuando el picador Israel de Pedro supo ejecutar la suerte de varas como Dios manda. El público se contagio de la emoción de ver a un toro arrancarse al caballo, lo que cambio el chip del respetable, se empezó a poner de parte del toro, olvidándose el público de Iván Fandiño y Fandiño del público. Del mismo patrón salido Garduño, toro de la ganadería de Victorino Martín que salió con genio en el caballo, apretando y que se lastimo al derribar al picador. Una lástima, pues ese lunar que tenía el toro de Victorino nos hacía tener muchas esperanzas.

El sobrero de Adolfo, un toro chiquitito pero muy en su encaste, también fue al caballo con empeño, me gustó, aunque le falto lo que sí tenía su hermano, humillar. El sexto de la tarde, un toro bravo de la ganadería de Palha (arreglado de pitones), terminó de rematar la tarde, pues le pegaron de lo lindo en el peto (como viene siendo habitual), lo que termino con lo poco que traía dentro el toro “Bonito” de la ganadería portuguesa.

Conclusiones a toro pasado

Deseando estaban los que “ponen el cazo” de que saliese mal la cosa, pues no han tardado en hablar de que el triunfo no es posible con semejante ganado. Domecq ha subido en bolsa, pues según ellos es lo único que permite el triunfo, las orejas, la alegría, la fiesta, #SinGinNohayFiesta, #SinDomecqNohayTriunfo; qué más les da si el verdadero protagonista de la fiesta es rebajado a cuenta del triunfo del matador.

¡Qué no! Que la encerrona de Ivan Fandiño tiene su importancia, haya salido como haya salido. El gesto está hecho, ahora toca reflexionar y seguir adelante, pues Iván ha demostrado (con oportunidades) hacer frente a las figuras del toreo que llenan Benidorm con animales moribundos. ¿Quién de estos se anuncian con los Miuras en Sevilla?. Esto es un punto y seguido.

Puedes ver las fotografías de la encerrona de Iván Fandiño.