Jueves , 29 junio 2017
Inicio » Se habla de... » Tertulia con Javier Solano
Tertulia con Javier Solano

Tertulia con Javier Solano

El pasado 5 de abril, la Casa de la Cultura de Trillo (Guadalajara) acogió una de las conferencias de mayor éxito de las celebradas hasta el momento. Y es que el invitado no era para menos. La Peña Taurina «Vacas por el Tajo» tuvo el privilegio de contar con la presencia de la «Voz de los Sanfermines», de Javier Solano. El acto, presentado e impecablemente llevado por el Antonio Herraiz Ayuso, comenzó con la siguiente presentación del invitado: «Hoy nos visita un grande de la COMUNICACIÓN de este país. Es una suerte para mí estar frente a frente con Javier Solano, es la voz de los encierros de San Fermín en TVE. Yo me atrevería a decir que además de la voz es el ALMA. Porque sin alma no hay voz».

Las imágenes emitidas por TVE del encierro de Pamplona, son vistas al día por 80 millones de personas”

Seguidamente Javier Solano tomó la batuta de la charla y nos desveló datos de su vida personal y como fueron sus primeros inicios como periodista en TVE. «Nací en Lerín, un pueblo situado a 55 kilómetros de Pamplona y a 22 kilómetros de Estella. Pero vivo en Pamplona desde los 3 años, con lo que me considero Pamplonés de toda la vida. Mis inicios en TVE fueron allá por el año 1987».

Javier SolanoJavier nos recordó que en sus primeros días a su llegada a la delegación de Navarra de TVE, lo primero que hicieron fue preguntarle que sabía hacer y lo primero que respondió fue que él corría el encierro de Pamplona. Con lo que al año siguiente, en 1988, le pusieron a retransmitir el encierro de San Fermín, y así lo explicaba: «Pues efectivamente después de 15 años corriendo, desenrollé el periódico y lo cambié por el micrófono. Mi primer encierro fue con toros de Cebada Gago, un encierro complicadísimo pero fue una experiencia muy bonita porque no me perdí en absoluto durante toda la retransmisión, y eso que fue algo inédito en los anales del encierro de Pamplona ya que un toro se volvió hasta la misma puerta de los corrales. Un encierro muy peligroso».

Pero Antonio Herraiz también quiso conocer como fue su primera experiencia como corredor. «Mi primer encierro como corredor con toros de Miura fue en el año 1973,  y corrí junto con mi hermano Juan. Yo tenía 15 años y mi hermano uno menos. Para mi padre era su último encierro como corredor, y para mi hermano y para mi era el primero. Fue como un relevo generacional entre mi padre y nosotros dos. Recuerdo que corrimos en el tramo telefónica, callejón y ruedo, pero posteriormente durante los primeros años fui retrasando la zona elegida para correr debido a que durante los años 70, tuve 2 montones importantes. En los últimos años como corredor estuve corriendo en el tramo Mercaderes a Estafeta».

Antonio quiso profundizar sobre los años que vivió Solano como corredor, y le preguntó cual fue su mejor encierro y en cual de todos los que se ató las zapatilla pasó su peor momento.

«Mi mejor carrera fue el penúltimo encierro que corrí antes de llegar a TVE. Fue un 13 de Julio de 1987. Y el encierro que yo sentí más peligro, pero salí ileso fue en San Fermín chiquito del año 1978. San Fermín Chiquito se celebraba el último fin de semana del mes de septiembre, pero en el año 78, concretamente el 8 de Julio, se tuvieron que suspender los San fermines. De ahí que aquel año se celebraran los encierros y corridas en el mes de septiembre. Fue de los últimos años que se celebraron en este mes.  En uno de esos encierros, en el momento de salir de la cara del toro caí sobre tres o cuatro corredores que estaban caídos en el suelo. Al volver la cabeza para ver si venía algo por detrás, vi a un toro que venía directos a cogernos a todos los que estábamos tendidos en el suelo, pero tuve la gran suerte que cogió al de al lado».

Desde ese primer encierro que narró en Julio de 1988, ha contado muchas escenas de pánico, incluidas las tres muertes del encierro de Pamplona. La de Matthew Peter Tasio, 22 años, un norteamericano empitonado por un astado de Torrestrella en la plaza del Ayuntamiento. La de su paisano Fermin Etxeberria Irañeta, de 63 años, alcanzado por un Cebada Gago en el tramo de Mercaderes y la última en 2009, la de Daniel Jimeno, un vecino de Alcalá de Henares, que muere corneado por un Jandilla en el tramo de telefónica. Pero Javier nos contó que la que más le impresionó fue la del Norteamericano Matthew: «La cogida fue a la entrada de la plaza del Ayuntamiento, el joven tropezó e intentó ponerse de pie, pero cayó de nuevo al suelo al encontrarse con otro corredor, entonces, al intentar levantarse de nuevo,  el joven se vio arrollado por ese primer toro de 575 kg. que le empitonó en el abdomen y le provocó una rotura de la vena aorta que resultó ser mortal de necesidad».

Solano también nos explicó como fueron las otras dos tragedias: «La muerte de Fermín Etxeberria fue una muerte sin cornada producida por un golpe. Estuvo tres meses en coma y murió en septiembre, pero fue el 8 de Julio. Fermín tenía 63 años cuando murió. Era de los que más años llevaba corriendo el encierro ya que empezó con 13 años. Y la cogida de Daniel Jimeno, el joven de Alcalá de Henares, pues… no tenemos imágenes en TVE, fue un error de realización, no pincharon esa cámara de aquel toro que iba suelto y no existen imágenes».

Tras 22 años seguidos sin fallar ningún año a la cita con la retransmisión, decidió en 2010 no narrar el encierro en las circunstancias que le estaban imponiendo. A pesar de que ya lo había contado en multitudes de ocasiones, Herraiz le formuló la siguiente pregunta: “Javier, ¿Cuándo y por qué dices hasta aquí?

«No me importa volver a repetirlo. Pues bien, en el año 2007, Canal plus compra los derechos, a la Casa de la Misericordia de Pamplona, para retransmitir las corridas de toros, para sus abonados. Con lo que cuatro deciden emitir los encierros íntegros en directo inclusive teniendo imágenes de la llegada de los toros al coso, cosa que Televisión Española no tenía esas imágenes. Pues bien desde TVE se decide dar el -Do de pecho-. Se produce una revolución en mis directivos de TVE en Madrid y deciden darle una vuelta a la retransmisión. Se produce un desembarco madrileño, llegan 70 personas desde Madrid y nos quedamos 6 personas de Pamplona. Deciden competir con cuatro y con el estilo de retransmisión de cuatro, cosa que yo no compartía. Esto se va acentuando durante los años 2007, 2008 y 2009. Esto había cogido unos derroteros con los que yo no estaba de acuerdo. Y en 2010 terminamos rompiendo las peras, me negué a continuar. Y luego la ya conocido por todos ustedes, estuve en 2010, 2011 y 2012 sin retransmitir los encierros».

Antonio Herraiz y Javier SolanoDurante esos tres años que duró la ausencia de Solano, se produjo una gran campaña de apoyo brutal en las redes sociales, en facebook… “Que regrese Javier Solano a narrar los encierros”, y el twitter se inundaba cada mañana con el hashtag #quevuelvaJavierSolano. Javier nos explicó que aquellos años los seguía por la tele y sufría mucho con lo que veía y oía. «No me sentí mal la verdad, fue como una liberación. Y aquel 7 de Julio de 2010 volví a correr de nuevo, con 52 años. Tenía en contra a toda mi familia, y amigos, pero yo tenía que comprobar si pasó el encierro por mi o no pasó. Ese día había quedado con mi hijo para el correr, pero me dio plantón. Los días anteriores mi hijo me estaba guiando diciéndome que el encierro había cambiado mucho. Ese encierro era con toros de Peñajara y a unos 15 metros de la calle estafeta entre los corredores me dieron un golpetazo y comprobé por mi mismo que mi tiempo había pasado».

El año pasado pudimos presenciar que se Solano regresó a las retransmisiones de televisión española. Herraiz le preguntó como vivió ese regreso: «En 2013 me fui a Madrid a una reunión, y decidí volver a la retransmisión. Lo más positivo de la vuelta del año pasado es que me informaron que iba a compartir la retransmisión con una compañera de profesión, con Elena Sánchez, que sabe de toros y le gustan los toros, y eso ya era un buen punto a mi favor».

Solano también nos habló de los medios técnicos y humanos que televisión española despliega para que en la actualidad se vean los Sanfermines a nivel internacional.

«Cuando regresé en 2013 había muchas diferencias técnicas, muchos avances técnicos. Desde el año 1985 en adelante el encierro se retransmitía con 12 cámaras para cubrir todo el recorrido. Y una cámara sin cable que se situaba en la misma curva, que en cuanto pasaban los toros, el cámara iba corriendo por la calle hasta el camión de realización para pasarle la cinta y que en la repetición del encierro los espectadores pudiesen presenciar lo acontecido en la curva. Llegó el 2007 y deciden montar 24 cámaras. Y fíjate que ahora a mi mucha gente me para por la calle y me dicen que se ve mucho peor ahora que antes. Y es que lo que importa no son los medios técnicos, son las personas». Puntualizó Solano.

Javier también nos comentó que gasta sus vacaciones para ir a visitar las ganaderías que posteriormente correrán por las calles de Pamplona. Solano es amigo de todos los ganaderos y de todos los mayorales de las ganaderías habituales que año tras año acuden a San Fermín.

Para finalizar nos dedicó unos minutos para hablarnos de las novedades del encierro para este año.

«Es un régimen sancionador que no está vigente todavía, esta en fase de borrador. Estará mes y medio en exposición pública y entrará en vigor a finales del mes de junio. Esto supondría un instrumento para multar, debido a que será una Ordenanza Municipal. Es un trámite administrativo, no penal. Estoy convencido como esto siga así, que un día vamos a ver a alguno subido encima de un toro».

El periodista Herraiz le preguntó sobre la campaña “En el encierro corre de blanco”. Solano nos comentó que muchos no corren de blanco porque así hay una identificación clara de cada uno de ellos. «Evidentemente yo pienso que sería más estético todos de blanco, hay fotos en 1980 en las que el 95% de los corredores corrían de blanco. Lo que consigues con la indumentaria blanca, es eliminar todas las individualidades».

Antonio comentó al conferenciante, que le había escuchado alguna vez realizar una importante reflexión que decía así: «El día en que mueran 5 personas la misma mañana en un encierro de Pamplona estoy seguro de que la Unión Europea lo prohibirá. También estoy seguro de que mis nietos no verán el encierro. ¿Estás completamente convencido de esto?» Solano respondió:

«Estoy convencidísimo y lo suelo decir en casi todas las charlas. El encierro de Pamplona va a terminar muriendo por exceso de éxito. En relación a la frase sobre la que me  comentas decir  que si la he dicho, porque lo prohibirán por presiones políticas. Esto es debido a que se multiplica el número de corredores que quieren participar del encierro, y todos los días estamos al filo de la navaja. Y es que esta fiesta está totalmente internacionalizada. Para que os hagáis a la idea, las imágenes emitidas por TVE cada día del encierro de Pamplona, son vistas por 80 millones de personas, unas grandes cifras. La repercusión que tiene para Pamplona los Sanfermines, según estimaciones de la cámara de comercio, aportan a la ciudad la cantidad de 6 millones de euros. Los encierros son el mejor negocio para Pamplona. Estos ingresos llegan por los turistas que hacen gastos. Llegan por San Fermín, pero si los encierros no fueran con los toros de la corrida de por la tarde, serían unas fiestas como las de cualquier otra ciudad».

La charla terminó con la entrega de una placa por parte de los miembros de la peña taurina Vacas por el Tajo tanto para Javier Solano como para Antonio Herráiz por su participación en el evento. Ambos se llevaron además el cariño de una audiencia que les aplaudió durante un largo rato.