Viernes , 21 julio 2017
Inicio » Se habla de... » Iván Fandiño, tertulia 23-02-12
Iván Fandiño, tertulia 23-02-12

Iván Fandiño, tertulia 23-02-12

En una sala más llena de lo que es habitual, entró Iván Fandiño en Casa Patas, sede la Asociación El Toro de Madrid, una de las reservas de aficionados puros, sin más influencias que el respecto y la afición por el protagonista de la feria, EL TORO.

Después de un rápido repaso a la carrera y temporada 2011 de Iván Fandiño por parte de los representantes de la Asociación El Toro de Madrid, Iván Fandiño tomó la palabra para recordar la oreja que prácticamente le arrancó al toro de Carriquirí, siendo la oreja más costosa y la importancia que ha tenido, “- …no sé si la más difícil”, comentó Iván, pero sí la que más le ha exigido un toro. De la oreja que más le ha dado a la corrida que más le ha dado, la de Celestino Cuadri. Tanto la oreja más valiosa como la corrida que más le ha dado han tenido como marco a la primera plaza del mundo, Las Ventas  “-…la que te da y la que te quita, eso está claro” afirmó Iván. Continuó recordando la pasada temporada destacando la corrida de La Coruña, que fue la más redonda si quitamos la suerte de matar, las ganas con las que fue a Bilbao y el punto de inflexión con la cogida de Málaga.

Pasando a temas más recientes nos contó su experiencia por las Américas, comentando que lo  había pasado mal, pues con la altura el toro no para de moverse y embestir. Hablando de las Américas, nos contó la experiencia de haber toreado en Quito, donde recientemente han prohibido matar al toro, pero para dar la de arena nos contó que también estuvo en Ambato, capital de la provincia de Tungurahua, donde sí existe la suerte de matar y donde poco a poco se están haciendo ferias muy fuertes de afición para preservar que no pase lo de Quito.

Nos comentó que su carrera ha sido paralela a Madrid, se ha hecho y formado en Las Ventas. Dice que, siendo egoísta, torea para él, y que tiene que desarrollar el toreo suyo, pues será entonces cuando le guste al aficionado y de hecho ha sido así. Torea buscando la perfección y –“…ojalá nunca llegue a ella, pues es la búsqueda de esa perfección es lo que hace superarme”.

Respecto a la cantidad de revolcones que le dan los toros, dijo que le cogen los toros porque se pone dónde se pone, pero que si él quiere, no le coge un toro nunca, pues tiene técnica suficiente para evitar el revolcón, pero los toros son una fiesta de emoción, y esta tiene que existir para que le llegue al aficionado y sienta algo.

Iván FandiñoRespecto al G-10 dijo sin decir, como por ejemplo que Iván Fandiño pertenecía al F-1 (Fandiño 1) y más en serio, nos comentó que cuando no era nadie (“…ahora tampoco lo soy…” añadió) empezó su carrera solo y lo que quiere para torear es Fandiño y dos más. Dice que es un ratón que quiere llegar a ser león, pero un león fuera de la manada, que es entonces cuando más fiero es. Metidos en faena se le preguntó por José Tomás, para el que tuvo palabras de elogio, ha vuelto el interés en lo taurino pero sobre todo por el alma que le pone, es lo importante, a parte de la caché de José Tomás.

Contó que ha recibido ofertas de otros apoderados, y de empresarios/apoderados de plazas, pero dijo que cuando empezó, tanto para lo bueno como para lo malo, estaba allí su actual apoderado Néstor García y que seguirá con él. En referencia a posibles represalias de empresarios (respecto a los apoderamientos) en no ponerle en esa plazas, dijo que nadie es imprescindible pero que sí hay algunos toreros más apetecibles (para el público) que otros, por lo que está tranquilo.

Nos contó que mantendrá su cuadrilla, que estaba contento con ella especialmente con los de a caballo, pues a él le gusta dejarse los toros “cruditos” por la manera que tiene el de torear, lo que nos puede privar a los aficionados de ver una buena suerte de varas, pues la base fundamental en que se mide la bravura de un toro es en la suerte  de picar, no lo olvidemos.

Respecto a forjarse en Guadalajara, dijo que esta provincia lo había sido todo, pues se ha forjado como antiguamente se hacía los novilleros, de capea en capea, de pueblo en pueblo, lo que le ha hecho bien para adquirir buena técnica y temple, además de no asustarse a la hora de ponerse delante del toro de Madrid. Palabras también tuvo para Felipe Jimenez “El Botas”, con el que compartió muchos momentos.

Sobre que toros prefiere, en cuanto a escastes, entre Santa Coloma, Atanasio, Domeq o Nuñez, dijo que sin duda Nuñez, pues le permite estar como estuvo en el toro de Carriquiri de Las Ventas, pues el toro al final saca ese tranco alegre en la embestida, es fondo que le permite realizar su toreo.  De aquí que, hace unos días, en la tertulia con Salvador Gavira García, comentó este último que Iván Fandiño mataría toda su camada, pues son toros con mucha personalidad, un toro difícil al principio pero que al final saca lo bueno. Comentó que no vendría a Madrid con una ganadería de encastes que nadie quiere torear, pues tiene los pies en su sitio pero también su cabeza, por lo que no vendría a Madrid a pegar un petardo, pero que sí haría gestos con variedad de encastes a lo largo de la temporada, a lo que añadió – “… este año mataré la corrida de Adolfo en San Isidro”.

Para terminar, hacer notar la presencia de dos presidentes habituales de la Plaza de toros de Las Ventas, Don Trinidad y Don Julio. Nos quedamos con una de las frases de Fandiño: “no quiero ser figura del toreo, pero si marcar una página en la historia del toreo”.

Texto y fotografías: Andrés