viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Se habla de... » El encierro de Brihuega y la asociación 16 de agosto
El encierro de Brihuega y la asociación 16 de agosto

El encierro de Brihuega y la asociación 16 de agosto

El pasado año 2016 la corporación municipal del Excmo. Ayto. de Brihuega propuso a la Asociación taurina 16 de agosto de Brihuega dar el pregón de sus fiestas en honor a la Virgen de la Peña.

La asociación taurina 16 de agosto de Brihuega

Esta asociación taurina nace con el fin de colaborar para apoyar, cuidar, defender y promocionar el encierro del 16 de agosto de Brihuega tal y como se caracteriza.

Con esfuerzo, dedicación y de mandera desinteresada, las personas que componen esta asociación, organizan actos con el fin de dar a conocer la historia, las tradiciones y el conocimiento de lo que es el encierro. Organizan un concurso de carteles cuyo ganador, además de su partida económica, contará con el orgullo de ver anunciado uno de los encierro más importantes de la geografía española.

Organizan también excursiones para los más pequeños, en donde van por el recorrido del encierro, por las calles y los parajes del campo. Ya de noche, llegan al paraje de la Boquilla para poco a poco ir subiendo hasta la iglesia de San Felipe. Importante labor para inculcar a los más pequeños el respeto por las tradiciones y por el encierro.

Antonio, miembro de la junta de esta joven asociación taurina que cuenta ya con 5 años de existencia, comenzó el pregón con las siguientes palabras que a continuación podéis leer.

Para esta joven asociación taurina 16 de agosto de Brihuega de tan solo 4 años de historia es todo un honor y un orgullo ser pregoneros en nuestro pueblo. Un ofrecimiento que aceptamos encantados aunque algo nerviosos por la responsabilidad que lleva estar hoy aquí en este balcón ante todos vosotros.

Este reto lo tenemos difícil, nos preceden los buenos pregones de Televisión Alcarreña o de la Asociación de Mujeres, asociaciones que con el paso de los años y por su buen hacer son ya instituciones muy respetadas en este pueblo.

Historia del encierro de Brihuega 16 de agosto

Las primeras pruebas que existen del origen del encierro de Brihuega se remontan a 1531, tal como refleja el libro de Actas guardado en este Ayuntamiento.

Por aquellas, se celebraban las fiestas del Corpus y de San Juan. Nos imaginamos que, sin duda, serían unas fiestas muy diferentes a las actuales, pero otro acta de 1544 ya refleja que se realizarían juegos y danzas, lo que nos hace pensar que los brihuegos de hace 5 siglos, ya sabían pasárselo muy bien en este mismo lugar. Esto no ha cambiado.

Brihuega es historia, es leyenda, es tierra de batallas y de campos de lavanda. Brihuega es arte, cultura, monumentos y música. Brihuega es sus gentes, sus calles, sus fuentes y sus fiestas. Brihuega es jotas, ovillejos y cuartetas.

Brihuega es el día 13 y su marujo, el 14 con la procesión de la cera, el 15, día de la patrona, Nuestra Señora de la Peña. Brihuega es también el 16 de agosto. Día que para muchos es uno más en el calendario pero que para los brihuegos sin duda no lo es.

El día del encierro de Brihuega

encierro de brihuegaCada día 16 de Agosto empieza saltando de la cama nervioso. Elegir la ropa para ese día es fácil: blanco y rojo. Visitar los corrales es cita obligada.

Allí todos opinan: que si son grandes, que si este año no llegan ni a la piscina, que si ese no sube, que si son como gatos… Y después, a correré delante de los cabezudos, mientras la banda nos acompaña con su tradicional concierto en el Prado de las Eras.

Cada uno tiene sus tradiciones a la hora de comer: Con los amigos, la familia, un breve almuerzo, un largo vermuth o una comida con siesta en la que casi siempre es difícil conciliar el sueño.

Y a las 6 de la tarde de nuevo la música es protagonista. Somos muchos a los que desde niños se nos acelera el corazón al escuchar los acordes del pasodoble Sangre Torera, los que levantamos las varas cuando suena y esperamos todo un año para emocionados escuchar y bailar el Parapachumba.

La hora del encierro del 16 de agosto

Y por fin, las seis y media. Con los tres cohetes se disparan los nervios y empieza el particular encierro de cada uno.

En las calles, en el campo, a pie, a caballo, cada uno lo vivimos a nuestra manera, pero todos con el mismo objetivo: conseguir que haya subida con los cuatro toros, para poderlos ver descansar por la noche en San Felipe y que el día 17 se celebre “La Bajada”.

Pero el encierro no termina el 16 de agosto, todos sabemos que el encierro de Brihuega dura un año. Como escribió nuestro paisano el historiador Jesús Simón en su libro “Hitos, mitos y leyendas”.

Ningún otro acontecimiento que suceda en Brihuega da para tantas tertulias, para tantas conversaciones, para tantas exageraciones, para tanto chisme, para tantos dimes y diretes; nada ocurre en la villa que sea tan esperado, tan preparado, tan gozado, tan comentado, tan añorado, tan imitado por los niños, tan recordado con nostalgia por los mayores, con envidia de los pequeños, con orgullo por los jóvenes.

En estos casi cinco siglos de historia (485 años) el encierro ha sobrevivido a muchos acontecimientos que han sucedido en estas tierras. Guerras, enfermedades, sequías, cambios de régimen… y cambios en su recorrido y en las maneras de celebrarlo pero siempre haciendo de el un encierro único.

Conservar las tradiciones del encierro de Brihuega

En manos de todos nosotros está, ya que es ÚNICO por su peculiaridad, complejidad y antigüedad, el cuidarlo, apoyarlo y promocionarlo para que sea una tradición que perdure muchos siglos más. Siendo este uno de los objetivos y la razón de ser de nuestra asociación junto al de conseguir algún día que sea declarado de Interés Turístico Nacional. Para ello y debido a la tan arraigada tradición taurina de nuestro pueblo, no deberíamos dejar de fomentar esta y cuidar cada uno de los eventos que forman parte de la misma.

ParapachumbaPara terminar, queremos recordar a todas las personas que, de una u otra manera, muchos de ellos de forma anónima, han colaborado para que el encierro de Brihuega sea lo que es hoy en día y uno de los más afamados de nuestro país. En especial nos acordamos de los que hoy no están ya aquí, ganaderos, corredores, aficionados…

Desde donde estéis, seguro que también tarareáis el Parapachumba, veláis porque todo salga bien y os sumáis con todos nosotros ahora a terminar este pregón gritando ¡Viva el encierro de Brihuega!

Este fue el magnífico pregón en defensa del encierro de Brihuega pero también en pro de mantener las tradiciones de todo un pueblo. El encierro Brihuega, como bien queda reflejado en el pregón es casi una manera de vivir cada 16 de agosto.