miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Encierros y capeas » Entrevista a Iván Fandiño
Entrevista a Iván Fandiño

Entrevista a Iván Fandiño

Iván Fandiño Barros nació en Orduña el 29 de Septiembre de 1980. Afincado en nuestra provincia,  en la localidad de Tórtola de Henares, Iván,  ha realizado en la presente temporada cuatro paseíllos en La Monumental de Las Ventas, en donde ha cortado 1 oreja y ha tenido tres saludos. Darte nuestra más sincera enhorabuena en nombre de todo el equipo que compone ToroAlcarria por los resultados obtenidos en estas cuatro actuaciones.

¿Cómo se encuentra en este momento Iván Fandiño?

– Bueno un poquito con rabia, por no haber terminado de redondear por culpa de la espada, las dos actuaciones importantes como fueron el día de Alcurrucén y la del día de Adolfo Martín el pasado 2 de Junio, pero a la vez contento por la dimensión que han tenido esas dos tardes. Yo creo que lo hecho el año pasado con las cuatro orejas que corte, creo que ha sido superado sobre todo artísticamente. Creo que han sido faenas mucho más compactas, mucho más rotundas y creo que han sido faenas que han calado mucho más en la afición de Madrid, en la afición que tuvo oportunidad de poder verme, y como te digo por ese lado muy contento la verdad. Pero como te he dicho antes por otro lado con rabia por no haber podido rubricar como me hubiera gustado.

Mulillero de Adolfo Martín

¿Cómo viviste la pasada tarde del 2 de Junio en Las Ventas ante ese toro Mulillero, de Adolfo Martín?

– Con mucha naturalidad, mucha tranquilidad y a la vez responsabilidad, pero consciente del compromiso que tenía pero también sabiendo que es un ganadería que yo había elegido, y que yo creía que podía aportar cosas positivas, me gusta mucho ese encaste. Quizás nos faltaron de ver algunos toros más rotundos, pero si que es cierto que ese primer toro mío tuvo cosas muy buenas, siempre midiéndole mucho las distancias y los terrenos. Dejándolo de lejos era un espectáculo ver venirse al toro, y sobre todo los tres primeros muletazos de cada tanda, la profundidad y la suavidad que tenía la embestida. Creo que la gente vibró con la faena.

Cuando cuajaste las primeras tandas a mulillero, dándole desde los medios mucha distancia, mirabas hacia un tendido de la plaza, ¿Qué te expresaban desde allí esos aficionados?

– Eso fue un diálogo que tuvimos, porque cuando fui a brindar el toro hubo ciertas personas que me criticaban el brindis porque no habían visto al toro y yo creía que el toro podía ser importante, porque como bien te digo conozco la ganadería, y se cuando un toro puede romper para adelante, y sabía que el toro lo podía dar de si, fue un poco un diálogo que tuvimos porque yo al final les estaba recriminando un poco de que si era de brindis el toro.

Iván, desde el ruedo de Las Ventas ¿se oye a los aficionados con claridad hacer comentarios en voz alta mientras el torero está toreando?

– Si se oye todo perfectamente.

¿Cuál de las tardes de este San Isidro 2012 le das más importancia y te sentiste y saliste de la plaza más satisfecho?

– La del 2 de Junio de 2012.

¿Cúal crees que llegó más hacia el aficionado?

– La misma, la de Adolfo Martín.

¿Se puede decir que este año en Las Ventas, fallar con la espada te ha quitado consolidarte más como torero y poder salir a hombros hacia la calle de  Alcalá?

– Yo no sé si salir a hombros ni consolidarme, yo creo que las cosas están ahí ¿no?. Si que es cierto que me ha quitado de triunfos importantes y eso no cabe dudarlo. Pero creo que no ha restado que es lo que a mi realmente me preocupa. He dado otro paso, aunque haya sido un paso corto, en donde se ha visto la dimensión y eso me agrada. Aunque si que es cierto que las expectativas que teníamos puestas pues no las he cumplido de cara a la temporada a Madrid.

Cada torero tiene su estilo y sus formas de hacer las cosas, pero ¿Estas de acuerdo en que rematar un muletazo por bajo al finalizar la serie, es muy del gusto de Madrid?

– Hombre claro, es muy del gusto de Madrid, y muy del gusto de todas las aficiones, yo creo que el toreo por abajo y rematando los muletazos por debajo de la pala del pitón, es el toreo eterno y el toreo que perdurará siempre.

¿Por qué siempre Iván suele utilizar el pase de pecho para rematar sus series, por alguna razón en especial?

– Porque cuando le pego una tanda rotunda a un toro, siempre suele ser de siete u ocho muletazos, y el toro termina mis tandas ya bastante gastado, porque les exijo y les obligo mucho por abajo, es una manera de aliviar un poquito al toro para que no sea tropezado el remate de la tanda.

La afición de las Ventas pasa por ser la más exigente de España. Como se ha podido comprobar has conseguido conectar con ella. ¿Cuáles son las claves?

Las claves son la verdad, la integridad, la honestidad y sobre todo la pureza en el concepto del toreo.

Iván, en Las Ventas, has toreado las llamadas corridas “duras”, ¿Eres de los que piensas que para ser figura del toreo hay que renunciar a matar este tipo de corridas?

– Si os dais cuenta he elegido las de Adolfo, creo que en Bilbao me he anunciado también toros de las denominadas duras y no creo que vaya a renunciar a ellas, todo lo contrario, lo estoy haciendo aposta de cara a la afición, y espero que se me valore y se me compense.

¿Eres de los toreros que piensas que Madrid te puede dar o quitar todo?

– Hombre si, la verdad es que si, a mi de hecho y hasta el momento Madrid me ha dado todo.

¿Te han salido más contrataciones a raíz de tu paso por Madrid o la temporada estaba casi cerrada a principios de año?

– Madrid para bien o para mal es el punto de inflexión que marca la temporada y si que es cierto que después de Madrid me han salido más contratos y sobre todo el tipo de plazas y la calidad de los carteles ha mejorado.

La carrera de Iván Fandiño no se entiende sin la figura de su apoderado, Néstor García. ¿Qué supone para ti?

– Ahora mismo mi alma gemela, creo que todo lo que estoy haciendo yo en la plaza, él lo está sabiendo rentabilizar fuera y sobre todo pues que está cuidando muy mucho de que mi imagen no se devalue y que todo lo que estoy consiguiendo con la espada y la muleta, adquiera su importancia fuera de la plaza.

Te sientes de Guadalajara, eres un alcarreño más y siempre presumes de tu origen vasco. La prohibición de los toros en Cataluña estuvo empañada por cuestiones políticas. Tras esa abolición, muchos miran al País Vasco, ante el temor de que esa corriente anti española contra la Fiesta también pueda calar en tu tierra. ¿Hay motivos para preocuparse o los toros en el País Vasco no corren ningún peligro?

– También pensábamos que nos debíamos de preocupar por Cataluña y nos equivocamos, el ataque que podamos tener en el País Vasco deben tomárselo de otra manera. Habría que mirar el porque la gente que esta atacando al mundo del toro defiende la cultura,  y a su vez uno de los mayores arraigos en el País Vasco es la cultura taurina.

¿Te sientes representado por el denominado G-10? ¿Qué opinión te merece este grupo de toreros?

– No perdón, pero no. Me parece muy bien que cada uno se catalogue como quiera, y no se bien a que se refieren cuando se les llama G-10. No entiendo porque pero bueno, yo me siento identificado con el F-1.

¿Te gustan los festejos taurinos populares? ¿Crees que sirven de semilla para que aumente la afición a los toros entre los más jóvenes?

– Si me gustan, a parte creo que es un punto en donde captar nuevos aficionados que luego puedan venir a la plaza. Creo que es necesario, todo ámbito taurino tiene su fiesta, su particularidad y mientras este dentro de lo que taurino ¿Por qué no me va a gustar?

Esta es la segunda entrevista que concedes a nuestro portal taurino de Internet www.toroalcarria.es, y para nosotros es un privilegio. ¿Sueles leer las entrevistas que concedes a los medios una vez publicadas?

– No, ni las entrevistas, ni los reportajes de prensa al día siguiente de mis actuaciones. No soy torero de estar pendiente de lo que digan de mí. Entiendo que la gente se informe con ello.

¿Y las corridas de toros las grabas y las sueles ver luego en casa?

– Si te digo la verdad, si las grabo, pero para tenerlas de recuerdo. Pero te puedo asegurar que todavía no he visto ni una sola corrida en la que yo haya toreado.

Bueno y para terminar, ¿Nos podrías comentar a que destinas el poco tiempo libre que le puede quedar a un torero como Iván Fandiño?

– Al campo, al caballo y también al toro. Vivo actualmente metido en una finca en la provincia de Ciudad Real, y le dedico mucho tiempo libre a los caballos que es mi segunda pasión.

Muchas gracias por atendernos, y te deseamos que continúes la temporada tan brillante como la has comenzado.

– Muchas gracias a vosotros, y ojala que así sea.

Fotografías de la faena al toro Mulillero de Adolfo Martín

Fotos: Andrés