viernes , 14 diciembre 2018
Home » Encierros y capeas » Encierro del 16 de agosto de Brihuega 2018
Encierro Brihuega 2018

Encierro del 16 de agosto de Brihuega 2018

Sabor agridulce nos deja el ganado y el encierro de Brihuega 2018. Como fiel aficionado al Encierro por el Campo de Brihuega y por los lazos familiares que me unen a este “único e inigualable” encierro campero, tengo que reconocer con muchísima pena que un año mas fallaron el pilar fundamental de todo esto, EL TORO, “SI NO HAY TORO NO HAY FIESTA”, frase a la que nos tenía acostumbrados Victorino Martín.





Fotos y texto: Javier

Los toros del encierro de Brihuega 2018 de la ganadería de Adelaida Rodríguez, bajo mi humilde opinión defraudaron bastante. Unos animales a los que se les respetó muchísimo y que no quisieron pelea, que no demostraron nada, que en muchas ocasiones solo querían la huida y que ni quisieran hacían caso a los guías del encierro, los tan necesarios bueyes de Campo Bravo Alcarreño.

A la gente de a pie que se juega la vida para conducir y llevar los toros hacia su pueblo y hacia la Iglesia de San Felipe, si se tratase de un boletín de notas los calificaría con un sobresaliente alto, no hay palabras ni adjetivos para todos ellos. A los caballistas de la ganadería y a todos los caballos que colaboran con ellos desinteresadamente para el buen desarrollo del encierro les pongo un notable alto. Y es que ambos dos grupos, los de a pie y a caballo, este año trabajaron todos a UNA, como FUENTEOVEJUNA.

Muy difícil fue encerrar en San Felipe ese toro a las 02:00 de la mañana por el recorrido habitual de por la tarde protagonizando una “bajada por Valdeatienza” heroíca para los de a pie y a caballo. Pero automáticamente que ese toro quedaba encerrado los mozos y caballistas corrían nuevamente hacia el paraje de “La Boquilla” para proceder al traslado de ese astado que tenían allí controlado, y con éxito protagonizar la tradicional y tan esperada subida nocturna.

Así escrito, sentado frente al ordenador, parece muy fácil, pero entre todo esto no puedo obviar el tremendo aguacero y la enorme tromba de agua que centenares de personas aguantaron cerca de Villaviciosa por amor y pasión a este encierro.

Un año más el encierro Brihuega tuvo este resultado de dos toros encerrados en San Felipe por la colaboración, coordinación y ayuda de todos los brihuegos y aficionados al toro que aman este encierro venidos desde muchos lugares de España.

Para terminar, y bajo el más absoluto respeto por la amistad que nos une con los ganaderos de Campo Bravo Alcarreño, tanto con Jose Luis Viejo como con Pedro “Salero”, recomendarle que es hora de pegarle una vuelta de tuerca al ganado y cambiar de encaste, y pasarse a Domecq, que era de lo que Pedro Sopeña ha tirado durante los casi 50 años que organizó el encierro de Brihuega.

Te interesa...

Encierro por el campo de Torija

Encierro por el campo en Torija 2018

Asistimos a uno de los encierros por el campo de Torija 2018 con dos toros …